La comunidad Linux adopta un nuevo código de conducta

De forma paralela a las disculpas de Linus Torvalds por su comportamiento con los programadores a lo largo de los años, la comunidad Linux va a adoptar un nuevo código de conducta, que promete “hacer que la participación en nuestro proyecto y nuestra comunidad sea una experiencia libre de acoso para todos, independientemente de edad, tamaño corporal, discapacidad, etnia, características sexuales, identidad y expresión de género, nivel de experiencia, educación, estatus socio-económico, nacionalidad, apariencia personal, raza, religión o identidad y orientación sexual”.