Células artificiales para luchar contra las bacterias

Investigadores de la Universidad de California acaban de crear células artificiales que pueden matar bacterias. Las células se construyen a partir de liposomas o burbujas con una membrana lipídica similar a una célula y con componentes celulares purificados que incluyen proteínas, ADN y metabolitos.

Las células artificiales pueden detectar, reaccionar e interactuar con las bacterias, y funcionan como sistemas que detectan y matan a las bacterias con poca dependencia de su entorno. La principal diferencia con las células es que estas células son efímeras y no pueden dividirse para reproducirse. En el primer experimento, el laboratorio diseñó células que responden a una firma química única, la de la bacteria Escherichia coli. Estas células detectaron, atacaron y destruyeron la bacteria en experimentos de laboratorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.