Biometría de comportamiento: los bancos y el comercio electrónico registra cómo escribes o tocas la pantalla

Ante las grandes fugas de contraseñas que se producen constantemente, los bancos y los comercios electrónicos están usando nuevas formas de autentificar a sus clientes. Una de ellas es la biometría del comportamiento, mediante la cual registran cómo sus clientes usan el teclado y el ratón en los equipos de escritorio o portátiles y cómo interaccionan con el dispositivo en el caso de los teléfonos móviles o de las tablets. Las siguientes veces que el cliente acceda a su negocio, además de seguir registrando esta información, la comparan con los datos antiguos para poder detectar posibles accesos fraudulentos.

Este tipo de sistemas registra datos tan variados como son el ángulo en el que se sostiene el teléfono, la presión que se aplica o la velocidad en el scroll en teléfonos y tablets o la velocidad con la que se teclea, las teclas usadas para introducir los caracteres numéricos o la rapidez con la que se mueve el ratón en equipos de escritorio o portátiles.

Esta tecnología plantea problemas de privacidad, ya que los usuarios casi nunca son conscientes de estar siendo registrados, así como falsos positivos, ya que no usamos el dispositivo de igual forma en el trabajo que tumbados en el sofá de nuestra casa. A pesar de esto, el nivel de exactitud es del 99%, según indican los fabricantes de este tipo de software.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.